Wednesday, November 15, 2006

CRÍTICAS ENCADENADAS: Directores (4)

FRANK DARABONT

Director muy poco prolífico pero de trayectoria coherente y firme. Cadena perpetua, La milla verde y The Majestic forman un bloque único de pensamientos sobre la soledad, el dolor y el paso del tiempo. Aún esperamos sus nuevos proyectos y las reflexiones que llevarán consigo.

Cadena perpetua (****)
de Frank Darabont y Stephen King

Vivir encerrado, contra natura, luchando por reprimir tus instintos y hacerlo para toda la vida. La cárcel no son esos muros ni esas cuatro paredes de la celda, la cárcel es la mente que trata de adaptarse sin éxito a ese medio. La cárcel es ver pasar la eternidad por delante de tus ojos, vacío y sin sentido.

Un mundo interior, de pesadillas, de rutinas que se introducen en tu cerebro. Y los días pasan, y pasan, y pasará otro y seguirás ahí. Hasta que llega a ser tu modo de vida, tu único modo de vida, tanto que fuera ya no eres nadie, tanto que dejas de ser útil a la sociedad si no estás en tu celda de pensamiento.

Nunca me canso de verla y siempre se disfruta de su final. La justicia siempre sale a flote… o por lo menos en el cine.

Nexo de unión: Moran Freeman. Próximo encadenado: Steven Spielberg

2 comments:

Anonymous said...

Cadena perpetua y La milla verde siempre me han gustado y tampoco me canso de verlas.

De La milla verde destacaría la bondad del granduyón y también del francés.

De Cadena perpetua siempre me quedó grabada en la cabeza esa secuencia en la que se habla de que tiene un alma libre, que debe volar como un pájaro en libertad, nunca debría estar enjaulado. Me marcó mucho ya que la vi el mismo día que un amigo mío se iba a cooperar durante largo tiempo a África, él también es una de esas almas que deben vivir en libertad. Una cosa que me gustó mucho tmbién son las últimas imágenes de campos inmensos de cereal, ahoran o recuerdo si eran de trigo o de maíz ... seguramente maíz.

Juan Nadie said...

La milla verde es un alegato a favor de la pena de muerte. Una pretendida humanización del crimen de estado. No la soporto.