Monday, September 26, 2011

Pasiones cinéfilas – Paul Newman

Nació en Ohio en 1925. Tras pasar por el Actor´s Studio, sus primeros trabajos fueron en teatro (Broadway) y en series de televisión. El salto al cine no fue nada bueno, El cáliz de plata supuso una gran decepción para él. Se redimió en Marcado por el odio con el papel del boxeador Rocky Graziano y dos años después, con La gata sobre el tejado de zinc, que el valió su primera nominación por el tormentosos matrimonio junto a Elizabeth Taylor.



Luego llegarían seis nominaciones más sin premio: El buscavidas; El más salvaje entre mil; La leyenda del indomable; Raquel, Raquel; Ausencia de malicia y Veredicto final. Además de los dos grandes éxitos junto con Robert Redford con Dos hombres y un destino y El golpe, ambas dirigidas por George Roy Hill.



A partir de finales de los 60, comenzó a dirigir. Raquel, Raquel, logró el oscar a la mejor película y a la mejor actriz, para su esposa Joanne Woodward, con la que compartió un gran número de películas desde que coincidieron en El largo y cálido verano. También dirigió Casta invencible o El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas.

Newman también conoció el fracaso, como en El coloso en llamas, por lo que a partir de los 80 se refugió en directores consagrados: Sydney Pollack (Ausencia de malicia), Sidney Lumet (Veredicto final) o Martin Scorsese (El color del dinero) que le valió su primer oscar con 61 años, tras haber recibido el honorífico un año antes.

Obtuvo dos nominaciones más, por Ni un pelo de tonto y Camino a la perdición, su último papel en el cine, aunque su despedida de la actuación fue con la miniserie Empire Falls, por la que ganó un Emmy y un Globo de Oro.

Entre sus pasiones, las carreras de coches, donde tuvo un equipo profesional, la política, apoyando a los demócratas y estando en la lista negra de Nixon o la beneficencia, fundando Newman´s Own, una compañía de alimentación cuyos ingresos van a fines benéficos.

Uno de los mejores actores de siempre, capaz de hacer una comedia alocada de los Coen (El gran salto) o thrillers de Hitchcock o al estilo Hitchcock (Cortina rasgada, El premio, Harper) o dramas al estilo Tennessee Williams (Dulce pájaro de juventud).


1 comment:

La pequeña Meg said...

Tres años sin uno de los grandes :-(