Tuesday, April 17, 2007

CRÍTICAS ENCADENADAS: Directores (16)

FRANK MILLER, QUENTIN TARANTINO y ROBERT RODRÍGUEZ.

Hombrecillos de moda del cine norteamericano actual, tanto juntos pero no revueltos, como por separado. Vamos por partes:

Frank Miller parece hacerse un hueco en el cine actual tras su mediocre paso como guionista (Terminador 2 y 3) gracias a las adaptaciones de sus novelas gráficas. Primero Sin City, ahora 300 y después, de nuevo, Sin City 2. En sus proyectos de comic, prepara un nuevo Batman que tendrá que luchar contra ¡Al Qaeda!! Ya me temo lo peor.



Quentin Tarantino y Robert Rodríguez, que ahora vienen de la manita tras una primera mini experiencia en pareja en la encadenada Sin City al rodar Tarantino alguna escena. Ahora llegan en conjunto, o mejor dicho, llegaban con su Grindhouse. Y hay que decir llegaban porque las dos partes en las que se divide la película se separarán en el estreno español aunque, eso sí, no habrá censuras como en EE.UU.

Sin City (****)
de Robert Rodrítguez, Frank Miller y Quentin Tarantino.

Bienvenidos a la ciudad del pecado, a esa mezcla de Las Vegas con los bajos fondos de Nueva York y Boston. Bienvenidos a la nocturnidad, a las calles tomadas, al poder corrompido y los negocios bajo mano.


Ciudad impecable, retratada con una visualidad fascinante, transportando la novela gráfica a la gran pantalla sin perder ningún matiz, Sin City es un retrato de la sociedad actual llevada hasta el extremo, hasta el extremo pero sin perder verosimilitud. Venganza, curiosidad, soledad…

Nexo de unión: Benicio del Toro. Próximo encadenado: Alejandro González Iñárritu.

1 comment:

Lo said...

JA!

No me negarás que algo no te han gustado eeeeh ;)
Estos mendas son muy coleguitas desde hace tiempo. Tarantino va a verlo actuar a Rodríguez y luego lo incluye en sus bandas sonoras. (Porque Rodríguez toca la guitarra en locales y cantan la de Malagueña salerosa por ejemplo). Rodríguez le deja rodar algunas escenas o le da pequeños papeles como en Desperado... Así que yo espero que sigan juntos porque si por separado son buenos, aún no han demostrado todo lo que pueden llegar a hacer :)

Y por cierto, el mismo productor que separó Kill Bill en dos pelis lo ha hecho también en Grindhouse así que por esta forma de hacer negocio con el cine se merece un abucheo...


buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuhhhhh